RS-Ingenieria

Extracción de agua subterránea tipos de pozos y sondeos

Extracción de agua subterránea: tipos de pozos y sondeos

Probablemente hayas escuchado hablar de diferentes tipos de pozos y sondeos para extracción de agua subterránea. Para alcanzar las aguas que están bajo tierra, es necesario localizarlas y lograr una adecuada gestión de los recursos para el aprovechamiento de las mismas. La captación de agua para su utilización es un proceso complejo que debes realizar con responsabilidad, teniendo en cuenta que se trata de un recurso escaso y debe ser optimizado todo lo posible. En este proceso has de considerar que sacar agua de un pozo no es simplemente cavar y sacarla, sino que hay pasos a seguir, que veremos a continuación. Al buscar una finca para comprar o utilizar un terreno propio que requiera de la utilización de agua para alguna actividad, vas a necesitar un pozo o un sondeo. Esto requiere de un costo en ocasiones elevado, y la utilización de recursos materiales y humanos, por lo que es conveniente hacerlo una vez y bien. Hay algunos factores a tener en cuenta previos a realizar cualquier técnica de captación de agua: la elección del tipo de pozo o sondeo al realizar la obra dependerá mucho de las condiciones que tenga el terreno por lo cual es recomendable realizar estudio hidrogeológico y geofísico, lo que nos permitirá saber a qué profundidad y dónde es más posible encontrar acuíferos explotables. Es de suma importancia tener en cuenta la profundidad a la que se encuentra el agua, el caudal que posible en la excavación, y la calidad del agua. Toda esta información te ayudará a tomar la mejor decisión en cuanto a qué tipos de pozos o sondeos se pueden hacer y que técnica conviene utilizar para extraer agua.

DIFERENCIAS ENTRE POZOS Y SONDEOS DE CAPTACIÓN DE AGUAS SUBTERRÁNEAS

Si necesitas sacar agua en un terreno tienes dos técnicas disponibles, un pozo o un sondeo. Cada una de estas técnicas tiene su propia tipología, que veremos a continuación.

POZOS

Tienen un diámetro bastante grande, que suele ser algo superior a un metro, y una profundidad media de entre 5 de 15 metros. Los ladrillos internos, o tubos de hormigón, tienen rendijas o huecos que permiten el paso del agua, y en casos de terrenos con poca afluencia de agua, se construyen galerías horizontales que ayudan al aumento de caudal.

SONDEOS

Su diámetro es más pequeño que el de un pozo y pueden llegar a ser muy profundos, llegando en algunos casos a 1500 metros. Las tuberías suelen tener un revestimiento metálico o de PVC que tienen rendijas o ranuras para ayudar a filtrar el agua. Luego, se instala una bomba con un filtro interno para limpiar eventuales impurezas.

TIPOS DE POZOS:

1. Pozos de anillos de Hormigón con retroexcavadora Bivalva

Con diámetros de 80 cms a 3,5 metros, el revestimiento de un pozo realizado con retroexcavadora bivalva actualmente es de anillos hormigón prefabricado. Es una estructura de piezas circulares que se ponen una encima de otra y forman el revestimiento del pozo. Las piezas que forman los tubos de hormigón a introducir suelen ir desde el metro hasta los dos metros y medio de diámetro, con una altura de un metro. Estas piezas modulares se enlazan con juntas elásticas y se adaptan a las necesidades del pozo.

¿Cuál es el proceso para realizar un pozo?

Lo primero que debes hacer es la apertura del terreno, para ello se utilizará una excavadora con bivalva, para posteriormente colocar el revestimiento para evitar que este sufra desprendimientos y se cierre. Una excavadora bivalva es una máquina de la cual pende una cuchara prensora, y es uno de los instrumentos más usados para excavar. Cuando se observa en el pozo que emerge la cantidad de agua requerida, ha concluido la fase de excavación, y es momento de colocar la base del pozo y los tubos. La instalación de las tuberías sobre la base se hace de manera perpendicular, hasta alcanzar la altura del terreno. Ahora se debe rellenar el pozo rodeando las tuberías con el mismo material que fue extraído en la fase de excavación. Por último, es obligatorio tapar el pozo, sea con tapadera de hormigón o una tapa metálica.

2. Pozos con máquina pilotadora

Este método se utiliza mayormente para terrenos blandos o con mucha arcilla. La máquina pilotadora utiliza un tornillo sin fin para realizar el pozo. Estos equipos de perforación tienen barrena a rotación, consiguiendo realizar pozos de captación de agua subterránea con diámetros entre 0,80 m hasta 1,50 m y profundidades que pueden llegar hasta los 50 metros de profundidad aproximadamente

Ventajas del pozo

La ventaja de este tipo de pozo de poca profundidad por lo cual es coste casi siempre es inferior al sondeo, además de obviamente permitir la extracción de agua con gran capacidad de almacenamiento debido a su gran diámetro, así como el coste de la instalación de bombeo y su mantenimiento es más bajo.

TIPOS DE SONDEO:

Un sondeo es una excavación realizada de manera mecánica. Su diámetro es menor al de un pozo, suele oscilar entre los 150 mm y 700 mm. Los últimos años han aflorado los sondeos por ser económicos y de rápida construcción. En el proceso del sondeo se utiliza una máquina a motor para excavar el terreno, se busca la extracción del material y construir una contención para la obra. Los elementos necesarios para un sondeo son: un elemento que permita la rotura del terreno; un motor que accione la maquinaria; un sistema que elimine las impurezas; y un modo de mantener las paredes de la obra. Los métodos que más se utilizan para perforación son:

Percusión

En este método se fractura el terreno y se tritura la roca por golpeteo de una herramienta pesada. Son idóneos en terrenos de dureza media o baja. En España hasta hace unos años se usaba mucho la percusión por cable, un instrumento pesado llamado trépano, que se suspende de una torre de perforación y con el cual se golpea el terreno. Con el método de percusión se golpea de manera vertical el terreno, con un movimiento tipo “balancín” de vaivén. Luego de la ruptura, se utiliza la “cuchara” para extraer el material desarmado, usando para ese fin el agua propia del sondeo, o bien agregada por la boca para aglutinar el detrito. Dependiendo del terreno, puede ir poniéndose una tubería provisional para hacer de soporte.

Rotación

Con este método se utiliza un instrumento cortante impulsado por una fuerza rotatoria, y mediante compresión rompe la roca. Es apta en los terrenos de mayor dureza. La boca o barrena, usadas para el corte, son impulsadas por un varillaje de la máquina perforadora desde la superficie. Para quitar el material de la perforación debe usarse agua mezclada con arcilla expansiva. Es un método ideal para terrenos blandos. En el flujo de circulación de limpieza, se distingue un sistema directo, donde el fluido se inyecta por dentro del varillaje de manera ascendente, limpiando el espacio entre la máquina perforadora y la pared del sondeo; y un sistema inverso, en donde se coloca agua desde arriba, y por gravedad decanta, y al regresar lo hace cargada de residuos por el interior del varillaje. Al ser necesaria una máquina aspiradora en este sistema inverso, es improbable usarlo en profundidades de más de 130 metros.

Rotopercusión

Este método en realidad es una combinación de los dos que mencionamos anteriormente, este es, un golpeteo sumado a una herramienta de giro. Sirve en la mayoría de los terrenos, excepto cuando hay presencia de arenas o gravas, dado el riesgo de desprendimientos y la dificultad de sujetar las paredes del sondeo con este método. Se utiliza un sistema hidráulico que consiste en un martillo, que se impulsa por medio de aire comprimido y a la vez por un giro del varillaje. Esta suma de fuerzas de percusión y corte, son especialmente útiles en terrenos muy duros, aunque no sirven para grandes dimensiones. El método de rotopercusión es muy versátil, y el más utilizado en España, por su gran envergadura y posibilidad de uso en diferentes condiciones del terreno.

Ventajas del sondeo

Al elegir realizar un sondeo por sobre otro tipo de perforación para la captación de agua, destacamos que permite el acceso a aguas profundas, su costo por metro lineal es más barato que el de un pozo, se puede hacer de manera rápida, y ocupa poco espacio en superficie.

¿Necesitas realizar un sondeo?

Repasemos el paso a paso para realizar un pozo o sondeo: Realizar un estudio hidrogeológico de localización de aguaspara conocer los tipos de pozos o sondeos que se adaptan a las características de la finca. Hacer un proyecto para la autorización de la obra y permiso de explotación. Realización del pozo o sondeo y revestimiento con la maquinaria de perforación. Montaje y puesta en servicio de las instalaciones de elevación del agua. Proceder a la utilización del agua.

Estudio hidrogeológico

En RS Ingeniería contamos con un equipo de profesionales de trayectoria y probada eficacia para asesorarlo con el mejor estudio hidrogeológico online o estudio de geofísica

Legalización de pozos de agua

Para realizar un pozo de agua necesitas la aprobación de un proyecto técnico, que debe ser redactado por un Ingeniero de Minas, y ejecutado por un equipo profesional. Esto requiere de la aprobación de la autoridad competente de tu comunidad autónoma, pues la utilización del agua subterránea puede afectar el medio ambiente. Por eso debes contar con asesoría experta en el paso a paso para realizar tu pozo de agua. Somos expertos en localización de aguas. Si tienes una finca y necesitas agua, no dudes en llamarnos o contacta a través del formulario de la web.
Subir