RS-Ingenieria

Mi carrito

No hay productos en el carrito.

El problema del agua en la agricultura y el uso de aguas subterráneas

El problema del agua en la agricultura y el uso de aguas subterráneas

Todos sabemos que el agua es fundamental en nuestras vidas, y no solo porque necesitemos ingerirla para hidratar nuestras células, sino también porque es necesaria para la agricultura y ganadería, dos de las fuentes de alimentación más importantes del ser humano. Al ser un recurso natural, nuestros hábitos de vida y el cambio climático están provocando que las reservas desciendan rápidamente, por lo que el problema del agua en la agricultura y el uso de aguas subterráneas será uno de los principales quebraderos de cabeza en un futuro no muy lejano.

El agua en la agricultura: problemas en la actualidad

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO), para producir los alimentos de una sola persona se necesitan de 2000 a 5000 litros de agua al día. La tendencia a la superpoblación en nuestro planeta, provoca una estimación de población mundial en el 2050 de diez mil millones de personas. Y esto significa un aumento de la demanda de alimentos del 50 %, con la consiguiente necesidad de un incremento de demanda en el uso agrícola del agua.

Por otro lado, nuestros hábitos de vida, unidos al cambio climático, hacen que las reservas mundiales de agua estén descendiendo alarmantemente. Si tenemos en cuenta que solamente el 2,5 % del agua que hay en nuestro planeta es dulce, y que más de ese 2 % se concentra en glaciares, el agua apta para consumo y para la agricultura únicamente supone una pequeña parte de la cantidad total.

Por hablar de casos concretos, en Europa, un tercio de los recursos hídricos son consumidos solo por la agricultura. Si a esto le sumamos las demandas necesarias por el modo de vida de la población y el decrecimiento de las precipitaciones por el cambio climático, el problema del agua en la agricultura y el uso de aguas subterráneas será muy significativo a corto plazo debido al déficit hídrico que habrá en nuestro ecosistema.

Las aguas subterráneas para el riego de cultivos

Las aguas subterráneas han sacado de la pobreza a millones de personas desde tiempos inmemoriales. La agricultura de regadío se ha visto notablemente influenciada recientemente desde que las tecnologías de perforación y las diferentes fuentes de energía para el bombeo estuvieron ampliamente disponibles en el mundo rural a partir de la segunda parte del siglo XX.

En la actualidad, se calcula que las aguas subterráneas contribuyen económicamente en 230.000 millones de dólares en todo el mundo, por lo que está demostrado que su aprovechamiento contribuye notablemente al desarrollo agrícola.

Para minimizar el déficit hídrico global que vamos a sufrir, será necesario aumentar la eficacia de los procesos agrícolas y modernizar los sistemas de riego para que sus pérdidas de agua sean las mínimas posibles. Estas son algunas de las medidas propuestas por la FAO y la ONU que esperan implantarse en poco tiempo y que contribuirán a un uso más eficiente de los recursos hídricos en la agricultura. Y a este respecto, en RS Ingeniería estamos especializados en buscar la solución necesaria para aprovechar las aguas subterráneas en una finca o terreno.

Subir