RS-Ingenieria

Mi carrito

No hay productos en el carrito.

metodos de extracción de agua subterránea

Cuál es el mejor método de extracción de agua subterránea

Si alguna vez te has preguntado cuál es el mejor método de extracción de agua subterránea para cubrir las necesidades de tu finca, la respuesta es que dependerá de las características topográficas e hidrogeológicas del terreno.Hasta hace relativamente poco tiempo, la extracción del agua subterránea se realizaba mediante pozos de escasa profundidad y con bastante diámetro, cosa que solo permitía extraer las aguas que se encontraban bastante superficiales. El aprovechamiento y la búsqueda del agua en el subsuelo es tan antigua como la humanidad. Pero desde la Revolución Industrial, y con la invención de las máquinas modernas, hoy en día podemos aprovechar el agua que se encuentra a grandes profundidades gracias a modernas técnicas de extracción. Veamos cómo se hace.

Métodos de extracción de agua subterránea

Una vez que detectamos que hay agua en el subsuelo de una parcela o finca, la pregunta recurrente es cómo se extrae el agua para poder aprovecharla. En función de la geología del terreno y de la profundidad donde se encuentre el manantial, habrá que decidirse por unos métodos u otros, pero todos bajo un mismo principio: la realización de un agujero (perforación o excavación) sobre el terreno.

Si no tenemos la suerte de tener un manantial que aflore a la superficie en nuestro terreno, la extracción del agua subterránea puede realizarse de forma vertical y, en algunos casos, horizontal. Veamos qué maneras hay de poder conseguirlo.

Extracciones verticales

Las perforaciones verticales que se utilizan para extraer el agua subterránea las conocemos como pozos. En función de su ejecución se pueden clasificar de la siguiente forma:

  • Pozos perforados: son los que se excavan con diferentes tipos de máquinas en función de la geología del subsuelo. Para su perforación, las brocas más empleadas son las de tungsteno, bien con diamante o con carburo. De esta forma es posible extraer todo el material del pozo. En algunos casos, si la geología del subsuelo dicta resistencias elevadas que mantengan estables las paredes del pozo, pueden utilizarse perforaciones de aire comprimido o con espumas o detergentes.
  • Pozos hincados: consiste en el hincado a golpes de una tubería con una punta en su extremo, normalmente galvanizada, en el terreno. Este método suele ejecutarse en estratos arenosos, en los que otros tipos de perforaciones no garantizarían la estabilidad de las paredes. Presenta la desventaja del poco diámetro de la excavación y de su poca profundidad (unos 10 o 15 m).
  • Pozos excavados: es el método tradicional de toda la vida. Se excavan a mano y suelen ser poco profundos y de diámetros superiores a un metro. También se les denomina pozos malacates y, en algunos sitios, aljibes.
  • Pozos taladros: metodología de perforación que se usa en suelos limosos o granulares. Se realiza a través de un sistema helicoidal parecido a un tornillo, donde a medida que se va excavando, se va extrayendo el material de perforación. Es un sistema solo apto para pequeñas profundidades.

Extracciones horizontales

Las extracciones horizontales de agua subterránea se clasifican de la siguiente forma:

  • Pozos horizontales: se utilizan cuando es posible aprovechar el agua gracias a las fallas o fracturas en la roca. Normalmente, este sistema se emplea para rebajar la capa freática como un método de estabilización de taludes.
  • Galerías de infiltración: son estructuras subterráneas para extraer el agua a profundidades de 3 a 5 m. pueden ser excavadas a modo de túnel o mediante perforación de tuberías.

Una vez realizado el estudio para localizar el agua en una parcela o finca, y sabiendo cual es el mejor método de perforación, es posible proceder a la extracción del agua subterránea mediante alguno de los métodos descritos anteriormente en función de las condiciones geológicas del terreno que se tenga. Y para eso, en RS ingeniería efectuamos un proyecto técnico que lo legaliza según lo establecido en la Ley 22/1973 de Minas y el Reglamento General de Normas de Seguridad Minera.

Solicite más información sobre el método de extracción de agua subterránea más recomendado en su finca sin ningún compromiso a través del formulario de contacto.

Subir