RS-Ingenieria

Mi carrito

No hay productos en el carrito.

recuperar un pozo seco

Cómo recuperar un pozo de agua seco

A lo largo de los artículos de nuestro blog, hemos tratado diferentes temas de cómo tratar las aguas subterráneas que hay en una parcela. Hemos visto cómo hacerlo, cómo legalizarlo y numerosos aspectos al respecto. Pero ¿cómo proceder cuando nos encontramos con un pozo seco que queremos recuperar? Lamentablemente, después de haber realizado una inversión, es posible que esto ocurra y, entonces, hay que buscar una solución, si queremos seguir disfrutando en nuestra finca de las aguas subterráneas. Es por ello que en el presente artículo vamos a ver cómo recuperar un pozo seco.

 

Por qué un pozo de agua puede llegar a secarse

Un pozo de agua, aunque esté bien diseñado y bien ejecutado, es posible que un día llegue a secarse. La mayoría de las veces es debido a un descenso del nivel freático de la zona o a la desaparición del acuífero donde está situado. Esto puede deberse a dos razones principales; por un lado, debido a una época de sequía y, por otro, a una sobreexplotación de los recursos hídricos en la zona donde se encuentre el acuífero.

En algunos casos, si te preguntas por qué mi pozo no tiene agua, puede ser debido a otras causas que tienen fácil solución, como que por el paso del tiempo el recubrimiento interior del pozo se desgaste y produzca el filtrado del agua. En otros casos, si se emplea una bomba, es posible que los sedimentos hayan entrado en su boca de aspiración e impida producirse su impulsión. En ambas situaciones la solución es bien sencilla.

¿Puede volver a dar agua un pozo seco?

Ahora que hemos analizado por qué un pozo puede llegar a secarse, hay que determinar si podemos revertir la situación. Si las causas son por un defecto en sus paredes o por el sarro o minerales que hayan podido contaminar la bomba, podemos volver a conseguir que vuelva a dar agua de forma simple y sencilla; bastará con reforzar su recubrimiento o por cambiar o limpiar la bomba de extracción.

Pero si tenemos un pozo seco por problemas del agua del subsuelo, la solución es bastante más complicada. En estos casos, habría que esperar a que lloviese lo suficiente como para que se recarguen los acuíferos, o poner en marcha ciertas medidas para evitar la sobreexplotación hídrica de la zona, de tal forma que los pozos, fuentes o sondeos de la zona vuelvan a dar agua.

Qué hacer si tienes un pozo seco

Llegados a este punto, hemos analizado las causas y remedios que pueden darse, pero ¿cómo recuperar un pozo seco o que hacer para que mi pozo tenga más agua? En estos casos, en RS Ingeniería recomendamos ponerse en manos en profesionales, porque ellos podrán dar la mejor solución en función del problema que haya.

A veces, para sacar agua de un pozo seco, se deberá aumentar su profundidad si se ha determinado que el agua del subsuelo ha perdido profundidad, pero sigue existiendo. Pero otras, a lo mejor es más económico realizar un sondeo en otra parte donde se haya determinado que las aguas están más superficiales.

En otras ocasiones, la solución más adecuada puede consistir en limpiar la base del pozo debido a que puede contener fangos y arcillas que obstruyan la recarga del pozo. 

Existen otras técnicas como la realización de barrenos laterales o drenes californianos, que son pequeñas perforaciones horizontales que se realizan en el interior de los pozos abiertos artesanos y en ocasiones también pueden hacerse fuera de los pozos. 

De cualquiera de las maneras, podemos resumir las dos soluciones factibles para un pozo seco; o se ciega, o se recupera. Y una empresa especialista en reparación de pozos es la mejor cualificada para la resolución del problema.

Si tiene un pozo seco que quiere recuperar no dude en consultarnos a través del formulario de contacto e intentaremos asesorarle para darle la mejor solución.

Subir